“Mentiras”

“Fue más o menos así”: Almorzando en el Vips de la San Rafael, con ganas de ver un musical y el más cercano era éste. No daba un peso por él pero terminé haciéndome FANSESE.

Si eres ochentero o tus papás lo fueron, está excelente; si no, ni te asomes.

Mis musicales favoritos son, por supuesto, con muchísima producción, un ensamble espectacular, vestuarios increíbles, iluminación de locos, escenografía impresionante… MENTIRAS no cumple con muchas de estas condiciones, pero se hizo uno de mis favoritos por lo bien que supieron solucionar.

Dos horas de “¿Cómo te va mi amor”, “Él me mintió”, “La maldita primavera”, “Celos”, “Hombres al borde de un ataque”, “Amiga mía” y muchísimas canciones que, aunque no nos gusten, las hemos escuchado y a veces hasta las cantamos en las reuniones con los tíos o con los amigos burlándonos de los ochentas pasadísimos de moda (aunque sabemos que no están tan pasados).

Han habido varios intentos por hacer este tipo de musicales con éxitos de un artista en específico como Mamma Mía de ABBA, We Will Rock You de Queen u Hoy No Me Puedo Levantar de Mecano -incluso habrá musical de Timbiriche- y algunos han sido un desastre; por ejemplo, en Hoy no me puedo levantar, las canciones están metidas a hu… fuerzas, el “concierto” se disfruta mucho pero es una porquería teatral.

¿Por qué no resultan? Sencillo: las canciones NO ESTÁN HECHAS PARA UN MUSICAL, el musical está medio hecho para las canciones. Eso lo complica muchísimo.

Pues “Mentiras” no está ni en lo peor de la vida ni es una gloria (desde mi punto de vista, mi muy particular y simple punto de vista como mortal espectador, porque luego me recriminan que con qué autoridad ando reseñando y criticando el trabajo de los demás -no piensen que lo aclaro por el post de Personas Desaparecidas-). Ya que no se trata de las canciones de un sólo artista, sino de recordar toda una época de la industria musical, aquella que aún recordamos gracias a los covers mal hechos de muchas cantantes. El guión y la dirección es de José Manuel López Velarde.

La historia es sobre un homicidio, Emmanuel fue asesinado por alguna de las 4 mujeres con las que salía, bueno, estaba casado con dos de ellas y tenía dos amantes ¡la pura fidelidad!, pues alguna de ellas lo mató, según una nota que dejó antes de morir; la trama gira en torno a ésto, pero se descubre más que un asesinato…

Eso sí, tienes que saberte todas las novelas ochenteras para entender muchos chistes, porque hacen referencia a ellas durante toda la obra.

Desde el principio.

El teatro es muy cómodo y agradable, la escenografía tiene la creatividad suficiente como para no tener que cambiarla durante la obra: se trata de una simulación de un toca-discos, el escenario es un plato giratorio que da el efecto del disco, hay “bocinas” gigantes en donde están los músicos; me agradó.

La iluminación no es de las mejores que he visto, pero pudo estar mucho peor; los vestuarios (aunque parecen salidos del peor montaje de Grease de Broadway o del mejor montaje de Vaselina de Julissa) están bastante decentes, me gusta que tienen un vestuario “base” y conforme necesitan, se lo van cambiando agregando prendas y accesorios.

La utilería pienso que es estorbosa, son muchos objetos, al final de cuentas sí ocupan todos, pero como no hay mucha gente de staff pues los actores tienen que andar quitando y poniendo los objetos en su lugar, eso lo hace ver como de festival de fin de cursos de la prepa.

Las adaptaciones musicales están muy bien hechas a mi parecer, los “mixes” son buenos y bien ensamblados, la calidad vocal es muy buena, las cuatro actrices que vi me agradan mucho.

Ya había visto a Mariana Treviño en “Chicas Católicas” y  the net la adoré, aquí interpreta a Lupita, la “pobre secretaria”; está sensacional, fue mi personaje favorito. Muy bien por ella.

Las actuaciones en general están muy bien, me agradaron bastante, los personajes están muy redondeados (casi llegando a cliché, pero aún así están bien).

Él (Emmanuel) fue interpretado esa tarde por Mauricio Martinez, a quien lo había visto la última vez en “La bella y la bestia” y lo odié, pues aquí está ni muy muy, ni tan tan… (¿así o más claro?) Pero supongo que es mejor verlo a él que a Patricio Borghetti o a Andrés Zuno ¿no?

Siento que le falta un ensamble, aunque sea de unos cuatro o cinco bailarines, hay canciones que quedarían excelentes con un apoyo en las coreografías y/o coros.

La disfruté muchísimo, pensé que sería una pérdida de tiempo y dinero (por eso no la había visto después de mucho tiempo de haberse estrenado), pero vale mucho la pena.

Vayan a verla antes de que se termine la temporada, está en el teatro México del centro teatral Manolo Fábregas (Colonia San Rafael) de jueves a domingo, el boleto está en $400 (Claro, es producción OCESA)

Propongo: 4 shots ≈≈≈≈

One thought on ““Mentiras”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s